Son pequeños rincones diseñados con mucha creatividad ideales para una celebración especial. Es un buffet compuesto de varios tipos de dulces combinando la repostería creativa con la más tradicional, dándole formas según el estilo, colores y texturas con el fin de conseguir un espacio original que sorprenda tanto a niños como adultos.

Ideal para bautizos, comuniones, bodas, cumpleaños y eventos corporativos… siempre encontrarás un momento especial para una mesa dulce.